25.11.14

MartESPOLÍN: El Tejido más especial de mi vida.

(fotos boda: fandi.es, fotos tejido: Raúl Mora, dpto. comercial Rafael Catalá)

Hoy como todos los martes... os voy a hablar de un tejido... pero no de un espolín... qué más me hubiera gustado a mi! Pero la tela de la que os voy a hablar no merece menos aplausos que un espolín. Se trata del tejido principal de mi vestido de novia, la seda de Rafael Catalá con nombre de virgen, la seda Inmaculada.






La gente que sabía que habíamos ido a Catalá a encargar la tela pensaba "típica novia fallera que encarga una tela de Catalá blanca engamada"... pero tener a Marta Benet al mando de mi vestido de novia, me dijo: "Irene, no vas a ser una novia más vestida con una seda de Catalá" Aún recuerdo la cara de Raúl al oír la propuesta... Y tras un proceso de varios meses... Llegamos al resultado final. Era tal y como lo había imaginado en mis dibujos por ordenador simulando el efecto... 


Primera y segunda prueba de la coloración del dibujo.
Boceto que hice por ordenador para simular el acabado y el resultado final. 
Proceso de tejido de la seda. 

Se trata de una seda con un dibujo seriado, no simétrico, algo que era esencial para crear el efecto del vestido que mi hermana había diseñado. No queríamos que pareciera un vestido de valenciana, sino un vestido hecho con una tela de tradición valenciana y tejida en Valencia, y no podíamos contar con nadie mejor que con los telares de Rafael Catalá y el asesoramiento de Raúl Mora de su departamento comercial. 





 A la izquierda el vestido de novia, y a la derecha la sobrefalda.



El detalle más bonito y más curioso es que las telas que escogieron el resto de invitadas de Marta Benet para sus vestidos del día de mi boda, eran del color de cada uno de los tonos escogidos para el dibujo del vestido.

A la derecha del todo, Alicia de Una Caja de Botones, luciendo su precioso Marta Benet, con una falda de seda de la india.

La acogida del vestido fue fantástica, nadie, ni mis mejores amigas esperaban lo que vieron el día de la boda, pues el tejido de Rafael Catalá era parte del vestido, concretamente la sobrefalda del mismo que tras el baile me quité para dejar ver el precioso vestido de crepe de seda que llevaba debajo. 







Tampoco olvidaré jamás la cara de Raúl cuando vino a verme vestir... Gracias por formar parte de este sueño.


Las peques de la falla que vinieron a verme, asomando la cabecita para desvelar el secreto mejor guardado de la novia...

Y cómo no... no podían faltar mi Abanico Ana Muñoz, que siempre supe que me haría para el día de mi boda, y el bolso para salir luego de fiesta tras el baile de la marca fallera. Pronto post de ambos para contar el proceso...

 Abanico reproducción del dibujo del vestido sobre varillaje blanco... muy especial de Ana Muñoz.

 Bolso de fiesta de la marca fallera.

Y los adorables muñequitos del pastel de Les Ninetes de Irene, una auténtica reproducción de nosotros mismos!! Se los llevó Marta Benet, al igual que el tocado que lucí, heredado de mi madre!

  Les Ninetes... un acierto. Por cierto, aquí un poquito del novio, que estaba muy muy elegante :)


6 comentarios:

  1. Qué boda tan bonita! Besos Ampa

    ResponderEliminar
  2. Eres total, tú y todo lo que te rodea. Me encantas!! Ya te lo dije en mi post: auténtica 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Gracias Ali!!! Qué ganas de veros y contaros!!

      Eliminar
  3. ¡Qué preciosa Irene!
    Me he quedado con ganas de ver una foto del vestido entero sin la sobrefalda. Artistas ambas Benet.
    :)

    ResponderEliminar
  4. El tejido espectacular, el traje precioso y muy original y tú, más que preciosa!!! Enhorabuena!!! Esa preciosidad de tela no se puede quedar en el armario, así que, a pensar cómo sacarle partido ;)

    ResponderEliminar

y a ti, que te parece?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...