3.12.13

EL MartESPOLÍN más polémico: Espolines Plagiados.

No me quise pronunciar por abril, cuando se desmanteló el pastel, porque me encontraba en una posición un poco complicada… ya sabes, cuando estas en el punto de mira tienes que medir muy mucho tus palabras, y yo, siendo realistas, ya me estaba haciendo de notar demasiado solo por el hecho de haber creado este blog. Un lugar donde expresar mi opinión y mi amor por Valencia y su folklore, su tradición.

Pero la verdad es que tenía muchas ganas de tocar este tema. Un tema que muchos han criticado en foros de discusión, en redes sociales, e incluso en la prensa. El tema del “plagio” de los espolines, hechos a mano en Valencia y con certificado de autenticidad del Colegio de Arte Mayor de la Seda.

Imagen de Las Provincias donde se aprecia un Tetuán de Catalá y otro plagiado.



Recapitulemos pues… yo personalmente llevo varios años, podría decir que desde 2009 viendo por internet en el “extranjero” (dejémoslo ahí, no voy a concretar países, ni empresas, ni páginas web) réplicas exactas de los cartonajes de espolines valencianos, primero fue el Carpio, y luego fue el Alcázar, Veyrat, Tetuán... Los precios eran aproximadamente de 90€/m2, por lo que un corte vendría a costarte unos 1000€, menos de lo que hoy en día en Valencia me costaría una seda ancha... cuando aquí por un espolín de ese tipo y dificultad, viene a costar unos 18.000€.


A la izquierda el espolín Versalles realizado en la sedería Catalá, y a la derecha el modelo que se comercia por internet. Justo en medio, una imagen de una chica que lleva exactamente el modelo de internet, pero desconozco si es original o plagio.

Evidentemente la calidad no era la misma, pues en algunas empresas que fabricaban estos espolines probablemente el control de calidad no es el mismo que el que llevan aquí. Ni los materiales, ni los tintes, ni la calidad del tejido, incluso ni el dibujo en sí, se puede comparar con los nuestros. Para que podáis ver las diferencias aquí os dejo un ejemplo del Carpio y Alcázar tejido en Valencia y otro en el extranjero.

 A la izquierda espolín Carpio de Carmen Monzonís, tejido por Catalá, y a la derecha espolín plagiado.
Es fácil reconocerlos porque tienden a estirar verticalmente el dibujo.
 A la izquierda, el espolín Alcázar realizado en Garín, y a la derecha el realizado en el extranjero. Se aprecia una pequeña diferencia en las pequeñas flores de la guirnalda y en las hojas de la misma.

Pero cierto es que, a nivel particular, a quién no le gustaría en algún momento darle en los morros a todas esas que critican a tus espaldas paseando el plumero por Valencia por algo que solo tu sabes que es un espolín (bajo mi punto de vista, si te fijas mucho, se aprecia perfectamente que no es un espolín de calidad). Yo, no entro a valorar a esas personas, esos particulares, que se han interesado por el tema, y quieren lucir un espolín de su dibujo favorito… Yo, sinceramente, me lo planteé, porque pensaba en mis adentros: “¿¿Y si realmente los que hemos plagiado los espolines somos nosotros, los valencianos?? Después de todo la Ruta de la Seda, aparte de SEDA ¿¿aportaría también diseños no?? ¿¿Qué fue primero, el huevo o la gallina??”

Zoom del espolín Alcázar plagiado. Se aprecian imperfecciones en la trama.

Pero para mí lo gordo no es eso… No desfalca a la sedería valenciana que 20 personas, a título particular decidan mercarse unos espolines, que para que nos vamos a engañar, dan el pego total y son muy bonitos a simple vista… Lo que realmente clama al cielo es el hecho de que ya no son particulares los que se han interesado… sino empresas de indumentaria valenciana.

Estuve en una tienda de indumentaria valenciana de renombre en Valencia que presume de reproducir modelos antiguos, y de ser fiel a la tradición, y la dueña pretendía hacerme creer que los modelos que tenía colgados en el mostrador eran “modelos tan antiguos que nadie los conocía”… la señora no se había ni molestado en encargar los tejidos en un color diferente al que te enseñan en la muestra en la web donde días antes yo misma los había estado viendo… y lo pero de todo, me pedía 15.000€ por “una reliquia” que realmente no llegaba a 800€ si la comprabas tú mismo por internet…

 Arriba, muestrario de la tienda de indumentaria, abajo, los correspondientes modelos de espolines plagiados.

Esto es lo lamentable… que te den gato por liebre. Y que las mismas empresas valencianas sean las que están “estafando” a los clientes y a su vez, dejando en evidencia a sederías como Garín, Català, etc…

Y mientras estaba allí dentro, alucinando con el morro que tenía la señora, entra por la puerta, haciéndose el sueco, el propietario de otra tienda de indumentaria valenciana, con algunos menos años de experiencia pero que ya se ha abierto un hueco muy grande en el mundo de la indumentaria… Venía a espiar los “espolines” que tenían en la tienda… (Alguien le habría dado la misma información que yo tenía y tal vez venía a comprobar la calidad del material para su tienda… ) 

Y pasaron los años y no oía muchos comentarios más, hasta que un día me vuelvo a meter por curiosidad en la web que vendía los espolines “falsos” y veo esto: El espolín FMV, concretamente el de la FMV 2012, Sandra Muñoz, en internet y por un precio que quita el hipo. Ya no solo estamos hablando de que cualquiera podría lucir un Carpio, un Alcázar, etc… Que como he dicho, puede que incluso sean diseños que nos hemos copiado… Estamos hablando de que un diseño, que se creó exclusivamente para que lo lucieran las FFMMV ahora está al alcance de todos, y lo más gordo, es tan evidente que tenemos un TOPO mandando diseños al extranjero para que los reproduzcan… que se les ha visto el plumero. Hay claramente una empresa que está demandando en el extranjero los modelos para venderlos, pues sino, no entiendo que un indio venga a por el espolín FMV porque le encanta y lo lleve a su país… no señores no… que se nos ha visto el plumero!!!!!

 A la izquierda espolín FMV de Sandra Muñoz, tejido por Catalá, y a la derecha espolín plagiado.

Y es por eso que hablo ahora, porque creo que ya está bien que los mismos que critican que 20 personas a título particular compren en el extranjero en lugar de en nuestra ciudad, sean los que están fomentando la fabricación de espolines en otros países. Nos quejamos de que los supermercados compran naranjas en Uruguay, teniendo aquí en Valencia más y mejores, y ahora somos nosotros, los que pedimos que nos fabriquen a nuestro gusto espolines que eran nuestros, y que formaban parte de nuestra cultura y nuestra historia, y ahora han pasado las barreras.



JCF se planteó poner una denuncia, pero no sé cómo quedó el asunto. Solo dejo en el aire, que en nuestras manos, en las manos de los particulares está que no nos den gato por liebre en las tiendas… y para eso, primero deberíamos aprender a que no nos cuelen un rayón por una seda, o una seda estrecha por un espolín. (ver post relacionado) 

Incluso en las máquinas que usan para tejerlos, hay diferencias, los espolines de madera que utilizan en Valencia, nada tienen que ver con los del extranjero.

Y para cambiar un poco de tema hoy cierro con el notición indumentarístico del día: La modelo y presentadora MAR FLORES acude a la entrega de los premios Telva con un tejido de RAFAEL CATALA dibujo "AYORA" en blanco con diferentes tonos de rosa y metal oro y confeccionado por el prestigioso diseñador "CAPRILE", que tantas otras veces ha confiado en sus sedas.

Estaba preciosa. Ha habido comentarios de todo tipo, entre ellos que lucía un tejido asiático, lo cual me ha llamado mucho la atención hoy... Solo agradecer a Mar y a Lorenzo, que vuelvan a poner a Valencia en el mapa.
 
Imágenes de varias fuentes de internet de Mar Flores, luciendo el modelo Ayora de Catalá y confeccionado por Caprile.



9 comentarios:

  1. Me parece muy fuerte lo que nos acabas de contar.
    Sabía que se vendían por internet estos "espolines" que si te digo la verdad, yo prefiero llevar mi seda "mecanizada" i bien orgullosa de que sea tejida en Valencia a un "espolín" que a saber de donde viene eso.
    Pero lo que no sabía y me parece indignante del todo es que los vendan en tiendas de "Indumentaria", según afirmas tu, de toda la vida... a precio de espolín tejido en sederias valencianas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si... y no es que yo me lo haya inventado, ha salido en prensa... Y además lo vi con mis propios ojos... Esto no es una cuestión a nivel particular ya... ahora a nivel empresarial!

      Eliminar
  2. Pues a mi me lo colarian seguro porque no entiendo mucho..... Deberias poner quien son los que venden esos plagios como verdadera seda valenciana. Asi, solo por informar....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos, para aprender!!
      Se dice el pecado, pero no el pecador...

      Eliminar
  3. Solo una puntualización, los diseños florales que tienen los espolines no vinieron con la elaboración de la china, si que no que se importaron sobre el s.xvi todo el arte de la seda desde Génova. aunque posteriormente tuvieron diferentes influencias en los diseños, casi siempre francesas.

    ResponderEliminar
  4. Alucinada me he quedado. Sabia lo de la web, pero lo de la tienda de renombre que presume de reproducciones antiguas no tenia ni idea..... que fuerte!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo vi varios cortes plagiados (Espiga, Carpio, Francia) en una trastienda de una conocida tienda de disfraces... Me quedé tan alucinada que no puede evitar hacer unas cuantas fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes... para completar la info: diariodeunapeineta@gmail.com
      Ahí podéis mandar todas las fotos y comentarios que queráis!

      Eliminar

y a ti, que te parece?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...